Tel 675 893 004

Síguenos en las redes

Diario de una inmersión

Inmersión lingüística en inglés

Diario de una inmersión lingüística en inglés de 3 días

Hoy queremos compartir contigo una historia fruto de una inmersión lingüística en inglés de 3 días. Sin duda alguna una de las mejores formas de aprender un idioma, es pasar tiempo con una familia inglesa y que no hable contigo otro idioma que no sea el inglés. Lo que se consigue, y en solo 3 días, es aumentar ese miedo a hablar el idioma y adquiera una mayor confianza en sí mismo, por lo que se considera uno de los métodos más efectivos para aprender inglés.

Por ello, en este artículo queremos hablarte de un diario de una inmersión lingüística en inglés de 3 días. Así que si tienes pensado hacer una inmersión en inglés, seguro que te interesa conocer la historia.

aprender inglés

Inmersión lingüística en inglés de 3 días

Empieza la historia…

Cuando decidí hacer una inmersión lingüística en inglés tenía muchas dudas, sobre todo por ese miedo de salir y saber que en solo 3 días no iba a hablar otro idioma que no fuera el inglés, algo que me causaba respeto porque tampoco dominaba la lengua.

A pesar de llevar años estudiando inglés, tenía problemas para hablar en inglés con otras personas, me costaba entenderles y expresarme, quizás por falta de confianza en mí mismo o de costumbre. Pero una inmersión lingüística en inglés te cambia la vida, porque lo que hace, es que durante un determinado tiempo estés en contacto únicamente con un idioma, en este caso el inglés, lo que te obliga a perder completamente el miedo si quieres conseguir algo a cambio.

Día 1 – Aeropuerto, estancia y comienzo de la aventura

En el momento en el que aterricé en el Alted (Alicante), ciudad en la que estaba mi familia de acogida, y conseguí salir del aeropuerto, quería pedir un taxi. Le comenté al taxista hacia donde quería ir y cuanto me costaría,  pero ya metido en el asunto, y con eso de empezar a practicar en inglés y para romper un poco el hielo con el taxista, me atreví a preguntárselo en inglés y lo que no esperaba, es que el taxista dominara el inglés porque me respondió tan bien que no fui capaz de entenderlo y a todo le dije “yes”. Cuando llegamos, le pagué lo que marcaba la máquina y listo.

Ya ves que los primeros problemas surgen cuando tienes que comunicarte con otra persona que solo habla inglés, para algo tan simple como pedir un taxi o saber cuanto tienes que pagar… esto en España es sencillo porque te van a hablar español, pero si hubiera tenido que pedir el taxi en una ciudad inglesa, habría sido un tanto más complicado.

Una vez salí del taxi, me dirigía hasta la familia inglesa que me había acogido. Una de las maneras de hacer una inmersión lingüística en inglés y ahorrar, sobre todo en un destino tan caro como Londres, es elegir familias inglesas de acogida en España. Siempre hay alguna dispuesta a prestarte una mano….

En mi caso, cuando llegué podría decir que me puse rojo como un tomate, porque nada más tocar al timbre apareció toda la familia (6 personas) y me que quedé completamente rojo y solo pude decir “hello” (hola”). Empezaron a hablar muy rápido y solo me salía decir “slowly please”, para que pudieran decírmelo todo más despacio, porque si te hablan inglés despacio lo entiendes mejor.

 

familias inglesas

 

Lo que ocurre, es que así sin más las personas no pueden conocer exactamente tu nivel de inglés. Y aunque vean que tienes un nivel intermedio, igual en gramática eres muy bueno por haberlo estudiado pero no estás acostumbrado a hablar con ingleses, lo que hace que no entiendas nada y que no seas capaz de hablar. Así que ten mucha paciencia, porque al principio te hablarán muy rápido, hasta que les digas que por favor, te hablen más despacio.

(Sigamos con la familia). Me conseguí presentar como pude ante toda la familia a duras penas, un total de 6 personas, madre, padre, 3 hijos y una abuela, una familia muy numerosa. Me contaron a qué se dedicaban ellos, las edades de los niños, lo que solían hacer… me sorprendió que fueran personas con las rutinas muy marcadas, porque tenían el típico calendario de actividades que siempre se tenía que cumplir a la perfección y que para ellos es lo más importante.

Ese mismo día, deshice mi equipaje y aquí empezó completamente mi inmersión lingüística en inglés (aunque mi primer problema fue con el taxista), pero poco a poco, sabía que la única forma que tenía de conseguir algo, era hablando inglés. Sobre todo, me di cuenta cuando me había olvidado el desodorante…

Lo que hice, fue dirigirme hacia la madre, que es a la que mejor le entendía el inglés. Hablé con ella y le comenté que me había olvidado el desodorante en casa (busqué previamente la traducción en Google) y le dije que podía ir a comprarlo y si sabía de un supermercado cerca. Automáticamente, fue al baño y me dio uno totalmente nuevo para que lo usara cuando necesitase (probablemente, si no hubiera necesitado nada no habría hablado con ellos hasta más tarde por los nervios, pero la necesidad es la necesidad).

Luego, llegó la hora de comer. Como era viernes, coincidió que ese día estaban todos en casa, por lo que decidieron ir a comer fuera para celebrar que yo había llegado, algo que agradecí. Y lo cierto, es que ese momento fue bastante sencillo, porque fuimos a un sitio de hamburguesas y pronuncié una de mis palabras favoritas “cheeseburguer please”. Que es una hamburguesa muy típica también en España de solo queso que encuentras en cualquier bar o restaurante, tipo Hard Rock. Me obligaron realmente a pedirla en inglés, para practicar. La verdad es que el restaurante estaba lleno de ingleses, realmente no parecía que estuviera en España.

Durante la comida empezaron las preguntas (ahí se complicó), sobre todo cuando tienes que pensar, contestar y estás comiendo una hamburguesa. Pero salí como pude del paso. Como no podía preguntarle a Google porque quedaría feo usar el móvil a la mesa, lo que hice fue hablar con ellos poco a poco y preguntarles acerca de si lo que estaba diciendo era correcto.

 

Como se suele decir, me tiré a la piscina en ese aspecto. Y fue lo mejor que pude haber hecho en mi inmersión lingüística en inglés, porque me di cuenta de que era la forma en que mejor aprendí inglés. Hablando y preguntando si lo estaba diciendo bien, o como podría hacerlo mejor.

Luego, por la tarde, decidimos dar un paseo por la ciudad y conocer los lugares más turísticos de la zona. No conocía absolutamente nada de la costa de Alicante y fue toda una sorpresa, porque estaba aprendiendo inglés mientras paseaba con la agradable familia y mejoraba mi nivel de inglés.

A la noche, cenamos en casa tranquilos y seguimos hablando. Fue una experiencia magnífica porque no esperaba que la familia pudiera dedicarme tantas horas a enseñarme inglés y a hablar juntos, porque pude ver como de la mañana a la noche ya había mejorado mi nivel en inglés.

Día 2: Actividades en familia y juegos

El segundo día, empezó con el desayuno. Desayunamos muy pronto y ya solo podía hablar inglés, porque estaba con ellos para aprenderlo y realmente esa era la condición, por lo que me puse con ello desde muy temprano. Lo que hicimos, fue charlar en el desayuno acerca de cómo era mi familia, si tenía pareja, trabajo, etc. Hablamos y me defendí como pude, porque al llevar tantas horas escuchando el inglés ya tenía más seguridad en mi persona.

Es increíble como el hecho de pasarte un día hablando solo inglés, hace que tengas como menos miedo a equivocarte. Igual por la confianza con la familia, no lo sé. Pero lo que sí me di cuenta, es que en solo un día ya podía hablar inglés sin miedo, porque incluso podía entenderlos. Al principio, solo entendía bien a la mujer, pero luego, ya los entendía bien a todos, porque poco a poco me había acostumbrado a sus timbres y forma de hablar, por lo que todo era más fácil.

 

inmersión inglés 2

 

No imaginé que pudiera ser tan productivo, pero sin duda me quedé sorprendido. Tras desayunar, estuvimos recogiendo un poco la casa y luego salimos. Querían enseñarme un juego en el jardín que es típico de su país. Jugamos, y más tarde estuvimos haciendo la comida. Me atreví a mostrarles uno de mis platos preferidos, porque me encanta cocinar, y fue magnífico, porque pude contarles poco a poco los pasos a seguir de la receta mientras hablaba en inglés y cuando me quedaba atascado me ayudaban, porque sabían a qué me estaba refiriendo.

En la comida seguimos charlando y después, salimos a seguir conociendo más de la ciudad mientras hablábamos y hablábamos en inglés. Solo se podía hablar en inglés porque era la forma de aprender al máximo en solo 3 días hablando en inglés. Porque aunque parecía poco, era muchísimo, porque me pasé a no haber hablado inglés más de 5 o 10 minutos en mi vida a muchas horas y horas durante varios días, lo que hizo que tuviera mucha más confianza en mí mismo.

Luego, por la noche estuvimos jugando a varios juegos de mesa como Cluedo y Monopoly… y no veas lo complicado que es jugar en inglés. Es lo más complicado de todo, porque las cartas están en inglés y te obliga a leer y hablar más inglés, algo que agradecí mucho.

Día 3: Más aventuras y despedida

El tercer día, ya casi tenía que marchar, pero por suerte me iría todavía de madrugada por lo que tenía todavía un día cargado de cosas nuevas por hacer y de aventuras con la familia tan buena que me había tocado.

Desayunamos, comimos, seguimos hablando y por la tarde, decidimos probar un juego al que nunca antes había jugado. ¿Sabes ese juego en el que te pones una carta en la cabeza y tienes que adivinar quien es? Es el juego más complicado de todos para jugar en inglés, te lo aseguro. Porque yo tenía que hacer preguntas en inglés para poder adivinar mi personaje… y me era muy complicado, porque no sabía no por dónde empezar… por lo que fue un juego magnífico para soltarme y poder recordar vocabulario que tenía tiempo olvidado, además, ellos me fueron ayudando.

Así que si quieres aprender inglés, te recomiendo que pruebes el juego porque vas a estar un par de horas divirtiéndote y pasándotelo en grande mientras cumples tu sueño de aprender inglés y con una familia impresionante, paciente y que te entiende verdad.

Al ser el último día, aprovechamos para hablar en inglés más tiempo que nunca. Seguimos conociéndonos y quedé muy contento de todo el trato que había estado teniendo con la familia durante todos estos días, porque todos fueron muy divertidos, amables y pacientes conmigo a la hora de enseñarme inglés. Lo cierto, es que no imaginaba que pudiera aprender tanto en tan poco tiempo.

 

familias inglesas de acogida

 

Luego cenamos y dejé el equipaje listo para el día siguiente. Pero eso no se terminaría ahí, porque por la noche decidimos ver una película en inglés. Lo que no me esperaba, es que pudiera entender tan bien la película cuando antes no habría podido entender nada si no fuera por los subtítulos… ante mi sorpresa… en solo 3 días hablando inglés ya podía ver y entender una película en inglés.

Al llegar tanto tiempo estudiando inglés pero sin poder practicarlo o hablarlo con alguien inglés, sentía que nunca sería capaz de lograrlo, por lo que es una aventura que volvería a repetir muchas veces, porque tiene todo para querer repetir.

Ahora ya podía volver tranquilo para mi casa, porque había logrado todo eso que siempre quise y no podría haber conseguido de otra manera. Salí fuera de mi zona de confort a aprender inglés con una estupenda familia y volví sin el miedo a hablar inglés… es más, solo pensaba en llegar y poder ver películas o afrontar una entrevista de trabajo en inglés sin miedo, porque ahora ya estaba preparado para hablar y responder en inglés más rápido y con más confianza en mí mismo.

Una experiencia única que recomiendo a todas esas personas que llevan muchos años estudiando inglés y que no son capaces de comunicarse en el idioma, porque si no hablas y no lo practicas, te quedas como a medias tintas, y ahora, con algo tan simple como realizar una inmersión en inglés con estancias con familias inglesas en España, podrás empezar a hablar inglés de verdad.

2 thoughts on “Diario de una inmersión

  1. Dan ganas de vivir una experiencia como esta. Siempre he querido hacer una inmersión lingüística, pero nunca encuentro el momento. He leído más opiniones de la web y me han encantado también. Hacéis un formidable trabajo ofreciendo este tipo de servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *